Dicen que somos los mimos que jugábamos en el patio del colegio, que lo que pasa es que añadimos capas y más capas. Puede que sea cierto y que cuidar el desarrollo evolutivo empiece con el nacimiento, que somos aquellos niños con sueños robados que hay que de adultos hay reconquistar. Muchos de esos niños que pasaron por un trauma y que les condiciona toda la vida, o que simplemente copiamos patrones de los padres que para nosotros y nuestra época no son adaptativos. Creo que en la mayoría de los casos, siempre pasará este “desacuerdo”, si te quieren mucho es un problema, si no te quieren mucho, también es un problema, básicamente da igual lo que hagan los padres, ellos hicieron lo mejor que pudieron con los recursos que tenían y siempre habrá alguna discrepancia. Si te dieron amor, ya te dieron todo lo necesario. Hoy le dedico el día a los niños.

Nací con una premisa: “Sé una buena persona”, no sé si me llevará al éxito, pero me quedaré con la conciencia tranquila que ya es algo. Tengo claro que tengo algunos defectos y unas pocas virtudes, o simplemente tengo mis preferencias. Prefiero un día en la montaña con dos o tres personas (o solo) que una discoteca. Eso sí, puedo decir que las personas que se han cruzado en mi camino han determinado lo que soy HOY. Doy gracias a todas esas personas. 37 años de experiencias y más años que quedan por llegar.

El legado es hacer todo lo mejor que puedas con aquello que tengas, aquello que puedas aportar, y si en algún lugar no te quieren, dejalo pasar, y si alguien no te quiere, dejalo ir, y si algo no aporta, que aparte.

Llena tu vida de momentos, mañana quizá ni te acuerdes, pero justo en ese momento presente, fue tu presente, fue tu momento, fue tu vida, tu celebración, tu hoy, tu ahora, tu sentimiento, tu sensación.

Como esas fotos capturadas en el tiempo, “sé persona” con tus valores que guiarán tu conducta, tus creencias que limitarán o expandirán tu realidad.

Quiero pensar que donde hay supervillanos, hay superhéroes. Aunque sin villanos y sin héroes las guerras no existen. Prefiero un mundo sin guerras.

Aporta, “sé persona”, con tus valores que te guiarán y tus creencias que crearán tu realidad.

Susan Blackmore definió la memética en contraposición a la genética como aquellas unidades culturales o de información que pasan de generación en generación. Son las conductas, las ideas, las creencias. Mi madre siempre me decía que no importaba si el día de mañana estudiaba o no, si era barrendero o médico, la profesión era lo de menos, que lo más importante es SER PERSONA, y ¿Qué es eso de “ser persona”? Yo sé que para ella era “sé una buena persona” y voy un poco más allá, ser humano es ser un animal con dos brazos y dos piernas, pero ser persona implica tener valores, desarrollarte, aportar. Eso mismo he transmitido en mi paso como educador, especialmente en el Albergue de Entrerrios y hoy esos niñ@s envían ese mensaje: “Se persona”. Con eso me quedo hoy:

Podría ser un largo etc, pero de nuevo, gracias a mi familia, a los compañeros del Albergue de Entrerrios, a los niños, a los coachees (que me han enseñado tanto), a las personas de paso y las que siguen hoy, a todos los que han confiado en mi, a cada nueva etapa.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.